EPILEPSIA GELÁSTICA… la risa del Joker

risa del joker

Aunque esta explosión repentina de risa sin causa aparente parezca graciosa; por lo general sin sensación de felicidad, a quien lo sufre le resulta embarazoso, son aproximadamente 30 o 45 segundos en que no eres dueño del control de tu cuerpo.


Si no lo has presenciado directamente, recordarás este episodio en la histriónica risa del Jocker. Te contamos a que se debe esta condición médica descontrolada e involuntaria.

A todos nos gusta reír. Cada vez que reímos se ha demostrado, que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos un segundo después de comenzar a reír, expulsando de nuestro organismo la energía negativa y segregando endorfinas que nos ayuda a relajarnos y a sentirnos mejor. La risa previene los infartos, ya que los espasmos que se producen en el diafragma fortalecen los pulmones y el corazón, facilita la digestión al aumentar las contracciones de los músculos abdominales, rejuvenece la piel por su efecto tonificante y antiarrugas, refuerza el sistema inmunológico, reduce la presión arterial, mejora la respiración, disminuye el insomnio y muchos beneficios más.

Pero… y si te dieran ataques de risa de repente acompañado de fuertes espasmos en las situaciones menos oportunas y no lo pudieras controlar. Pues con este escenario se encuentra un mínimo porcentaje de la población que sufre epilepsia gelástica; que es una forma rara de epilepsia no convulsiva.

Su característica peculiar es una risa que aparece de forma inapropiada, y que al paciente no le supone alegría, sino que es inmotivada, causándole una crisis incontrolada de risa, que puede durar poco menos de un minuto hasta que ésta se detenga repentinamente.

Aunque se desconoce las causas que puedan provocar este tipo de anomalía, los especialistas apuntan a posibles mecanismos genéticos o de conexiones neuronales no muy conocidos, aunque se asocia a tumores benignos en el hipotálamo situada en la zona central de la base del cerebro, de lento crecimiento, pero que terminan presionando diferentes partes de éste ocasionando anomalías.

En lo que se refiere al tratamiento, la epilepsia gelástica se debe manejar de forma similar a como se hace con otras epilepsias, es decir, con fármacos antiepilépticos y hábitos saludables que eviten la crisis y reduzcan su frecuencia. En cualquier caso, el síntoma de las convulsiones de risa no se suele controlar y aparecen de forma cíclica, lo que implica un impacto importante en la calidad de vida de las personas que la sufren.

Perdona mi risa Tengo una condición.
Es una condición médica que causa una risa repentina, frecuente e incontrolable que no coincide con cómo te sientes.
Puede ocurrir en personas con una lesión cerebral o ciertas afecciones neurológicas.
Gracias!

En la exitosa y taquillera película de El Joker, el personaje principal se basó en este mal de la vida real mostrando su enfermedad mental que no es capaz de controlar.

“Lo peor de tener una enfermedad mental es que la gente espera que te comportes como si no la tuvieras”.

Arthur Fleck “Joker”

Esta es una de las frases que se nos quedado grabado en la mente, porque resume muy bien uno de los conflictos del film, el de la condición médica de Arthur Fleck. Un enfermo mental que nadie entiende y que hace que le marginen y aparten de la sociedad. “Él podría ser un muerto en una acera y la gente pasaría por encima.”