MOMO… EL JUEGO DE LA MUERTE

RETO DE MOMO

Este juego fue el gran viral de las leyendas urbanas o creepypasta del verano de 2018 entre los chicos jóvenes de todo el mundo. Tan viral y peligroso que en España la policía y guardia civil tuvieron que alertar a la ciudadanía de los riesgos de este “Momo challenge”.


Y… ¿Quién es MOMO?

La foto de Momo que se utiliza en el juego es de un Ubume, 産女, un tipo de yōkai o espíritu Japones. Según la tradición japonesa, estos espíritus salen de las sepulturas de las mujeres que murieron durante el parto.

Hay muchas leyendas sobre estos fantasmas y parece que puede cambiar de aspecto, porque en algunas historias se la representa con un camisón blanco, sucio y roto, cabellera larga, morena y descuidada. Y en otras, es una mujer con cuerpo de pájaro, ojos saltones y una boca en forma de pico, con una misteriosa sonrisa. Los Ubumes se aparecían a las 3:00 de la madrugada para atormentar a sus víctimas, pero nunca las mataba directamente.

¿En qué consiste el reto de MOMO?

Esta creepypasta esta enfocada más para niños y adolescentes. Un usuario anónimo te manda un mensaje por WhatsApp, comentándote algo sobre retos y juegos. Y ahí es cuando decides si quieres empezar el juego u olvidarte de ese extraño mensaje para siempre.

La leyenda, directamente, ya nos dice que es un número maldito y cuando lo añades a tu agenda de teléfono, enseguida sale la horrible foto con el nickname de Momo. Si lo aceptaste, éste misterioso ubume se comunica contigo a través de llamadas telefónicas o por WhatsApp pudiendo hablar en cualquier idioma.

Las reglas son sencillas, para comunicarte con Momo tiene que ser a partir de las 3:00 de la madrugada. Una vez que empiezas ya no puedes abandonar el juego, si quieres salir tienes que suicidarte. Momo ira proponiendo una serie de retos que tienes que cumplir, porque si no se cumplen, corres el riesgo de desaparecer o morir en extrañas circunstancias. Se sabe que uno de los retos finales era ahorcarse aguantando lo máximo posible, pero sin llegar a morir.

Conocemos un trozo de conversación que un chico subió a las redes…

El joven estaba hablando con Momo y de repente la conversación torno en insultos. Momo dejó de escribir durante unos minutos, pero al rato contestó: “¿Crees que fue sabio que te metieras conmigo? En la pantalla del chico empezaron a salir mensajes con direcciones, contraseñas, números de teléfono, todo datos personales suyos y además le dijo que sabía muchísimas cosas sobre él y todo su entorno. 
El chico empalideció y siguió lanzándole improperios, pero ya con más miedo que ira. Hasta que Momo mando la foto. Era la foto de una niña muerta. El joven se quedó mirando la foto paralizado, no se lo podía creer. Tardo en reaccionar, pero el chico le mando un último insulto, esta vez lleno de rabia. Y digo ultimo insulto, porque de repente una lluvia de fotos le empezaron a llegar, muchas fotos de niños muertos, todas muy desagradables: asesinatos, accidentes de coche, suicidios… El chico ya estaba sin palabras, totalmente aterrado.
La última foto que llegó era de una muñeca. Era una foto de un primer plano de la cara de la muñeca, pero desde un ángulo inquietante y medio a oscuras. Y Momo le hizo al chico la siguiente pregunta: “¿No crees que se parece mucho a la muñeca de tu hermana pequeña?”

Una vez que empiezas ya no puedes abandonar el juego,
si quieres salir tienes que suicidarte.

¿Cómo empezó todo?

Todo empieza como una broma en Facebook en Japón. Un usuario anónimo empieza a compartir la foto de Momo, con una descripción que decía: “La gente me llama L” y un numero de teléfono que empezaba con el prefijo +81. Por lo visto, este usuario “L” tenía mucho miedo y pedía por favor que le ayudaran. El número de teléfono es original de Japón, más concretamente del barrio de Shinjuku.

Este fenómeno causa tanta impresión que en Julio de 2018 se hace viral a nivel mundial. La foto recorre todo el mundo, la historia empieza a variar dependiendo de la cultura o país donde aterrice y al número de teléfono inicial se le añaden otros 16. La mayoría de estos números son de usuarios que los utilizan para doxear o hacer ciber acoso.

El 25 de Julio de 2018 en Argentina, una niña de 12 años es encontrada en el jardín de su casa ahorcada con una sabana y con su móvil al lado grabando la escena. Las investigaciones que hicieron revelaron que el juego de Momo estaba detrás del suicidio.

El 27 de Julio de ese mismo año, un niño de 11 años es encontrado en el baño por su abuelo con un cinturón alrededor del cuello, y se sabe que antes había estado hablando con Momo y haciendo estos peligrosos retos virales.

En realidad, Momo es una escultura. Se mostró por primera vez en 2016 en una exposición en la Vanilla Gallery, sobre mitología japonesa. Su creador es Keisuke Aiso y lo que quiso representar es a un Ubume, una mujer que muere nada mas dar a luz, y luego se transforma en una especie de pájaro con cara de mujer que empieza a buscar a los hijos de otras mujeres para llevárselos.

En esa expresión tan rara de su cara, quiso expresar la desesperación de una madre cuando pierde a sus hijos. Kaisuke se dedica a crear todo tipo de esculturas y máscaras para programas de televisión. Crea este tipo de imágenes y performances porque verdaderamente cree en ellas. Afirma que de pequeño le daban mucho miedo todos estos espíritus, y gracias a dios nunca se ha cruzado con ellos, pero atestigua que familiares y amigos suyos sí han llegado a verlos.

Kaisuke confirma que no sabía nada de toda esta historia, no era consciente de la leyenda que se estaba creando en las redes sociales, se enteró cuando periodistas de Cuarto Milenio llegaron a su taller en Japón a preguntarle por el extraño fenómeno.

La escultura fue destruida por el mismo escultor. La tenía almacenada en casa y por falta de espacio decidió deshacerse de ella. También decía que su mujer no podía soportarla.

Keisuke Aiso, creador de la escultura de MOMO

todoMISTERIO te recomienda

LIBRO “EL VERANO DE LA UBUME”

Una visión fascinante y muy valiosa de un periodo complicado de la historia de Japón que convierte el libro en una lectura imprescindible. Si te gustan los misterios psicológicos, este es uno de los mejores de los últimos tiempos.

COMPRAR AHORA